sábado, 20 de diciembre de 2008

Sueña, es Navidad

Qué linda la navidad, a todos hace cantar, se vienen los días soleados y se llenan de gente las calles de la cuidad. Me salió al ritmo de una de las canciones de los Toribianitos. El tiempo de Navidad en Lima se vive así: miles de eventos, clausuras, graduaciones, atolladeros por todos lados (y eso que ya pasó el Apec) vestidos de fiesta y ternitos, chocolate caliente, 20 o 25 grados de temperatura y cielo despejado, piel pegoteada e intercambios de regalos. Hoy es sábado antes de este día tan especial y yo desde el día martes que no paro de asistir a eventos, eso sin contar que he visitado la tienda de Saga y Ripley casi todas las noches y por fracciones de tiempo, porque la verdad que me da laberintitis cada vez que estoy más de una hora en estas tiendas, y de puro pánico salgo volando. Recién hoy después de pasar por una tormentosa cola de media hora para estacionarnos, después de ver catorce anaqueles llenos de juguetes de las marcas mas conocidas y hablar con varios expertos “muestra juguetes”, después de sacar la cuenta del famoso 2x1, es que pudimos salir con los regalitos de nuestros hijitos. Y eso que nosotros teníamos más o menos claro lo que vamos a regalarles para no excedernos en el presupuesto. Y eso que ni siquiera nos fijamos en los anaqueles de muñecas, ni cocinitas, ni Barbies. De frente nos sumergimos en la zona de los famosos Hotweels, Bionicles, Matchbox y algunos otros que ahora no recuerdo. Pero justo ahora que llego a casa, y después de sentirme como si hubiera estado en algo así como en un programa de televisión de “calcule el precio y compre mejor”; es que siento que la lista no esta ni por la mitad. Pero, no es por los juguetes, aun tengo que ver las compras de la cena en y algunos otros presentitos para familiares y amigos, ¡Además me falta recoger el pavo! Y preocuparme de descongelarlo para que llegue tiernecito al horno para la noche buena. Este año, cuando empezaba Diciembre decidí que no me dejaría envolver por el stress de las fiestas, y la verdad que es imposible, son muchas cosas juntas, igual a mi me gusta llegar a la noche buena, relajada, bien arreglada, con todo listo, pero siempre, no se porque, llego a cambiarme con las justas, me peino con las justas, a lo mejor me tuve que alistar en tan solo 5 minutos y paso las doce con sueño. Son lindos los preparativos, es lindo ver qué le vas a regalar a tus familiares, pero es horroroso tener que empujarte con la gente para poder llegar a regalito ideal. Es lindo sentarte a cenar con tu familia, pero es horroroso tener que estar cocinando desde las 5 de la tarde para que llegado el momento nadie cene por ir a reventar los cuetecillos. Es lindo cuando tus hijitos abren sus regalos emocionados, rompen el papel sin la menor pena (cuando era chica mi abuela me hacia doblar bien el papelito para poder usarlo en otro momento) pero es horrible cuando ya abrieron todos y te dicen ¿No hay más? ¡Ah no pues!, eso no es navidad. Y la diferencia delicadamente camuflada va por dentro. En algún momento hay que parar y agradecer a Dios por hacerse niño y hacerse nuestro salvador. Y los que no son creyentes pues agradecerle a la vida de poder estar ahí donde estan, de poder estar junto a los seres que uno ama, de todos los intangibles que tiene la vida. Y eso no tiene precio (tipo mastercard) Aquí una lista de regalos sui generis sacados de la letra de una canción hermosa de María Elena Walsh (La Marcha de Osías) -Tiempo, pero tiempo no apurado, tiempo de jugar que es el mejor. Por favor, lo da suelto y no enjaulado adentro de un despertador. -Un jardín sin guardia y sin ladrón. -Un poco de conversación para cuando uno este solito . -Cuentos, historietas y novelas pero no las que andan a botón, mejor de la mano de una abuela que las lea en camisón. -Todo lo que guardan los espejos -Una flor adentro de un raviol -Un Sombrero con conejos -Una pelota que haga gol. Diganme si no es lindo poder regalar todo esto!!!!! Y estoy segura de que lo conseguimos sin tráfico, sin colas inmensas, sin efectivo. ¡¡¡Desde este humilde blog les deseo a todos una Feliz Navidad!!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Liz: Cada día extrañandote amiga mía!! En estas fiestas te deseo lo mejor para tí y la familia!!

Con la esperanza de volver a vernos pronto para un cafesito!!

Con cariño

Katty

enrique león dijo...

qué placer: esta navidad no regalé nada de nada a nadie, nadie, nadie. nada material. y créanme, fue placentero.