jueves, 10 de septiembre de 2009

Tráfico Nocturno

Se va haciendo silencio en la noche. Los gritos van cesando y ahora podemos escuchar a los perros a lo lejos ladrar. ¡Qué momento! No vocecitas. No grititos. No peleas. La tele en el neutro noticiero. Mis ojos se cierran. Me relajo. Me duermo.
12 m: Aparece el primer visitante. Esteban, el chanchito menor, se levanta, adivina a oscuras el camino hasta la cama y abriendo la puerta con un solo movimiento de brazo, hace su ingreso en medio de la penunmbra. Antes asustaba porque era tan chiquito que se veia que la puerta se abria sola. Ahora ya se sabe que es él, que camina sonambulo pidiendo con voz quejumbrosa: maaamaaaa deeeecheeee. Se ubica en el medio.
1am: Papá chanchito con la espalda hecha leña regresa a Esteban a su cama.
1:30 am: Aparece otro sigiloso chanchito: Pablo. Sin hacerse notar y más como un gato que como un chancho, se ubica en la misma posición.
2 am: Otra vez Esteban. Que perfeccionando su técnica, es decir en silencio, sin hablar, se mete en la cama pero como el centro ya esta ocupado, se va para el lado de papá.
2:30am: Mamá ya no entra, lleva a Pablo a su cama y para que no se regrese se queda con él. Error.
3 am: Pablo va al baño y de regreso equivoca el camino desviandose para la cama grande otra vez con Papá y Esteban.
3:30 am: JD ve a mamá solita en cama de Pablo y la acompaña.
4am: Mamá expectora a JD a su cama.
5am: Papá no aguanta tanta pierna, brazo y cabeza encima y va con mamá a cama de Pablo.
5:30am: Dormimos apretados papá y mamá en cama de Pablo. Pablo y Esteban felices en la cama grande.
6:15am: Suena la alarma: ¡¡¡Mamá donde esta mi pantalón???!!! Mamá quiedo deche!!!! mamá yo no quiero ir al nido!!!
Cualquier parecido a la realidad de otras casas ...es pura coincidencia.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Cuentos del Colibrí

-¿Cuántas leyendas hay en nuestro Perú? Le pregunte a JD.
-miles- me dijo.
Escena Perú, nos presenta algunas de esas leyendas narradas por un curioso y juguetón colibrí. La obra está dirigida por Gloria María Solari, quien da vida al árbol de la "Quina". Un colibrí travieso cuenta historias de la selva, sierra y de la costa; y nos entrega valiosos consejos sobre la ecología, el reciclaje y la conservación. Un espéctaculo que va acompañado de cantos y música que no sólo entretiene, sino que tambien nos hace reflexionar sobre lo lindo y diverso que es nuestro Perú. Mis tres chanchitos se quedaron admirados con el cocodrilo malo, la tortuga charapa y los demás animales. Porque dicho sea de paso hay 12 niños en escena. Muy linda obra que además esta auspiciada por LOOK AT ME! y gracias a ellos, tenemos para todos los que nos comenten y nos escriban, una promoción: "Los niños no pagan". Así que pueden ir ocho niños con un adulto y sólo paga el adulto!!!
Cuentos del Colibrí esta en el Teatro Británico de Miraflores, los Sáb. y Dom. a las 4:00 p.m. hasta el 23 de Agosto.

lunes, 10 de agosto de 2009

La abuelita de los tres chanchitos está de fiesta.

Para ella que es una abuelita tan peculiar. Para ella que le dicen la abuelita "Barena". Para ella que es la persona con más apertura a la amistad que conozco. Que está llena de buenos consejos. Que es tan alegre. Un ejemplo de que a cualquier edad se puede ir aprendiendo. Para ella que "se mantiene joven aunque pasen los años". Que es tan musical. A ti mamita querida te deseo que pases:

Un FEEEELIIIIIIIIIZZZZZZZ CUUUUUUMMMMPLEAÑOOOOOOOSSSS!!!!!!

Gracias por ser un gran ejemplo para la mamá los tres chanchitos. Gracias por ser como eres.

lunes, 3 de agosto de 2009

Hecho en casa

Darse un tiempito con los niños, no me refiero a salir a entretenerlos (que también es válido), sino a interactuar, mirarse, hablarse, jugar, ponerse de acuerdo; no sé si es más enriquecedor para ellos o para uno. Eso pasó los días que estuvimos sin poder salir. Apagamos el televisor e hicimos algunas actividades en casa. Una de ellas fue hacer una "gelatina especial". Para los niños fue muy divertida, para mi fue novedosa. Lo que ven, no es una pecera, aunque no lo crean: ¡Es gelatina!

Aquí la receta: una bolsa de gelatina verde (creo que si consiguen azul sería más lindo) y dos bolsitas de "flippy" de ambrosoly (gomitas con formas de tiburones). Preparan la gelatina normalmente y cuando esta a medio cuajar van colocando los "flippys". es muy importante tener paciencia en este paso porque si los colocas antes, las gomitas se hinchan y se deshacen, de igual manera si las colocas cuando el agua esta tibia, tiene que ser con la gelatina a medio cuajar, de lo contrario no queda bien. También lo pueden hacer con ositos , o con cualquier otra gomita que encuentren, sólo seguir la indicación de colocarlas cuando la gelatina este fría. Esta es otra opción: realizar experimentos con los chicos. Conseguimos una revista que venía con todo el set para hacer un volcán, la compramos en el puesto de revistas pasadas en la Feria del Libro, si no pueden ir a la feria, lo consiguen en el Jr. Quilca, en el centro de Lima, donde hay muchas tienditas que venden revistas selladas que ya no se vendieron en los quioscos. Y si no consiguen este mismo set, pueden imitar la erupción de un volcán colocando en un recipiente 1 cucharadita de polvo de hornear y 5 mililitros ( una jeringa pequeña) de vinagre. Yo sé que esto suena repetitivo, pero el tiempo que pasamos con los niños es invalorable.

Yo estoy siempre con ellos, pero ando metidas en otras cosas, no siempre les estoy prestando atención, y cuando esto se prolonga, ellos comienzan a portarse mal o comienzan los conflictos , o se enferman. Cuando hacemos algo, por más que nos tome aunque sea 10 minutos al día y nos miramos y nos escuchamos, todo vuelve a la normalidad, se portan mejor se tranquilizan, todo camina. Anímense a realizar estas actividades en casa y me cuentan.

lunes, 27 de julio de 2009

Feliz 28!!!

La vida con niños nos da miles de sorpresas. Cuando habíamos hechos tantos planes para estos días festivos, yo me tenía la agenda toda anotada, llena de las actividades que realizaría con mis hijos, aprovecharía los circos, los teatros, la feria del libro con sus actividades para niños, pensamos en salir un par de días de Lima, buscando el grato sol que aquí es reemplazado por una gran capa gris. Teníamos tantos planes hasta que Esteban se enfermó. Pobre, desde hace unos días tiene unos vómitos y diarreas que lo han dejado bastante debilito y a nosotros nos ha re-planteado las vacaciones de medio año. Estas cosas pasan. Menos mal que tenemos trabajos flexibles y con la prolongación de las vacaciones, una semana más debido a la gripe AH1, pensábamos hacer como que la próxima semana serán nuestras "Fiestas Patrias". No hay mejor cosa que mentalizarse, y tener un buen plan B bajo la manga. Les deseo a todos lo que entren a este blogsito unas Felices Fiestas desde sus rincones, lejos o cerca de aquí, lo celebren con mucho, pero con mucho cucharón (es que aquí en Perú se come taaan rico)... y tambien corazón!

viernes, 17 de julio de 2009

Lógica Infantil

Esteban puso a "cargar" el teléfono.

viernes, 10 de julio de 2009

Patineta vs Patinetita

De un tiempo acá, apareció en el mercado un juguetito que se ha puesto de moda entre los niñitos y algunas niñitas se llama el Tech Dek, es una "patinetita" para que los finos deditos de nuestros niños "la monten". Y será que ya tengo mentalidad de madre pasada de moda, niña de los años ochentas, que me parece ¡¡tal tontería!! ¿¿¿Cómo es eso de que tus deditos pueden hacer malabares con el artefactito ese? Es incomparable a montar un Skate de verdad, digo: ¿qué mérito tiene hacer un ollie con los dedos?? o un 360 flip!!!y lo peor es que te venden miles de accesorios como las "escaleritas" o los "desarmadorcitos". Personalmente preferiría que mi hijo aprenda a manejar una llave de tuercas de verdad y cambie sus llantas con sus propias manos, de paso me arregla la tubería del baño, el carro y todo lo que haya por arreglar en la casa. Y lo peor es que los mocosos entre 7 y 11 años se mueren por los aparatitos esos y torturan a sus madres para que se los compren. En mi caso prefiero el Skate tradicional, con sus caídas y sus levantadas, con su equilibrio y sus saltos mortales que a todas nos pone los pelos de punta, pero que en el fondo, nos pone orgullosas. ¿Ustedes que dicen?

martes, 7 de julio de 2009

Cuando los chanchitos se enferman.

Cuando los chanchitos se enferman, la cocina parece una farmacia.
Cuando los chanchitos se enferman, tengo presente la hora (y aun así se me confunden los horarios de las medicinas y a veces las recetas).
Cuando los chanchitos se enferman, la casa se queda llena ( porque ningún chanchito va a la escuela).
Cuando los chanchitos se enferman es cuando más me duele la cabeza.
Cuando los chanchitos se enferman todos comemos dietita de chanchitos.
Cuando los chanchitos se enferman, es cuando menos escribo.
Cuando los chanchitos se enferman, es cuando menos duermo. Cuando los chanchitos se enferman, me entretengo distrayéndolos. Cuando los chanchitos se enferman, es cuando más películas piratas vemos .
Cuando los chanchitos se enferman, mi esposo se queda sin cama.
Cuando los chanchitos se enferman, solo se toma limonada caliente.
Cuando los chanchitos se enferman, el horario para levantarse se corre una hora.
Cuando los chanchitos se enferman, la casa esta mas desordenada.
Cuando los chanchitos se enferman luego me enfermo yo.
Menos mal que no fue gripe de chanchos, menos mal que ya sanaron, menos mal que estan felices y así felices se fueron a estudiar.

viernes, 19 de junio de 2009

Juan Diego

video Hoy cumple 8 años, pero mi esposo y yo a veces lo sentimos como si tuviera más, es natural que el primer hijo sea el que lo saque de cuadro a uno, también es el que nos va enseñando, o como dice la psicóloga es el ensayo-error de todos los padres y en definitiva es el que nos trae a cada rato “las primeras veces” . Recuerdo que hasta sus berrinchitos nos parecían de broma, ni que decir del primer cumpleaños que festejamos con lo mejor que pudimos siendo totalmente consientes de que él no se acordaría ni de la serpentina. Esto es algo que escribí cuando JD tenia 2 años y lo describe aun ahora muy bien: Juan Diego es un niño maravilloso que tiene unos fuertes brazos que saben demostrar cariño, y una sonrisa que no teme asomarse a cualquiera. Activo y ágil, salta por toda la casa montando un caballito manso, haciendo nadar a los peces en el aire o pasando su tren por un túnel de libros. Me pide que le dibuje arboles y yo ya perdí la cuenta de cuantos he plantado en hojas de papel blanco. Le encantan los fideos, mejor si son tornillo, así nos saca de la locura de ser adultos y nos devuelve a la magia de ser niños. A Juan Diego le gusta cantar, le gusta tocar el tambor y el piano, y no importa si es en inglés, la ultima sílaba la pone él. Tiene unos ojos que se duermen y cuando llega el momento de acostarlo nos provoca descansar a su lado, no por nuestro cansancio sino por la tranquilidad y la libertad con la que duerme, soñando con ángeles que manejan carros. Es una personita que nos habla, que nos pide jugar, que nos llama "mamá" y "papá" con toda la seguridad de dos años bien vividos, sabiendo que siempre le vamos a contestar.

JD ha crecido esta dientón y hermoso, a veces parece un adolescente y a veces hace pataletas como los hermanos menores, le encanta el skate y en muy poco tiempo aprendió a manejarlo muy bien. Es un loco Wii y loco multiplicación se sabe perfectamente las tablas del 1 al 9. y aunque el diga que no le gusta leer siempre se acuesta con algún librito. Es una aventura diaria tenerlo en casa. Feliz Cumpleaños Juan Diego y que se cumplan todos tus sueños.

sábado, 23 de mayo de 2009

El Micro

Viajar en combi (transporte público) en nuestra ciudad (Lima) puede ser una experiencia olorosa, horrorosa, cansada, etc. Qué sucede cuando el viaje lo haces con niños, entonces podría convertirse en una experiencia tan grata como cruzar un camino de carbones encendidos, sudas, y te parece interminable; eso sumado a que a veces para los combistas eres más un estorbo que una pobre madre necesitada de transporte.
Sin embargo, cual será la magia de un niño de 4 años, que desde que subimos al dichoso micro todo el camino de carbones se tranformó en una aventura. En su boquita habladora todo parecía de cuento. -¿Aquí es el micro?- me pregunta curioso mi Papo.
Después de que el cobrador con sus manos negras de tanto agarrar dinero, me lo subió, se sentó pegado a la ventana, y no dejaba de mirar todo, pasamos por Barranco y vio el Molino:
-Mamá yo quiero estar ahí.
- A lo mejor podemos ir otro día.
Miraba un rato para afuera, un rato para adentro.
-Mami, que es esa caja azul celeste que esta ahí adelante?
-Es el motor- le digo medio distraida.
-¿Porque la caja tan grande?
-Porque es un motor grande.
-¿Y porque es un motor grande?
-Porque este es un carro grande.
-¿Porque está dentro de la caja?
-Porque no puede estar afuera.
-¿Porque el señor conductor agarra ese palo que parece un gusano que tiembla? ¿¿¿Gusano que tiembla??? ¡¡¡Dios que a mirado mi Pablo!!! y le pregunto de nuevo: -Eso -me responde- eso de ahí, eso verde....
-Ahhhh... es la palanca de cambio.
- ¿Porque le tiembla?
- Porque el micro es viejo.
-Y... ¿Qué es eso negro que esta al lado?
-Es un tanque de plástico adaptado a un no se qué del micro.
-ahhh -me responde, aunque yo no se para que demonios sirve eso, se vio que la respuesta lo deja satisfecho.
Mucha gente sube y baja y Pablo se queda mirando a todos, los mira con atención, fijamente, a veces absorviendo, a veces intimidando. Algunos le sonríen, otros no. Ahí están el par de señoras que no dejan de hablar de las cosas de la casa, el joven que parece que se va a estudiar, la chica extranjera vestida de verano, la abuelita. Pasa el cobrador y nos da el boleto y de nuevo las preguntas:
-¿Qué es este papelito?
-Es el boleto.
-Para qué es el boleto?
Pucha, para que sirve un boleto - Pues... para que sepan que ya pagaste, luego no sirve para nada más.
-"Mmm", él lo conserva entre sus deditos con mucho cuidado.
Gente que sube y gente que baja, y sube un muchacho con guitarra eléctrica y amplificador en mano y obvio se vino la siguiente pregunta:
-¿Porque ese hombre sube con una guitarra?
- ahhh porque va a tocar. - ¿Porque toca? -Mmm porque luego pide dinero. -Pero, ¿porque toca?, ¿porque no se sienta? -No se puede sentar porque va a ir tocando. -¿Y porque toca? -Para ganarse la vida. - ¿Qué es eso? -Plop- mucho para mi, mucho para él. El muchacho de la guitarra se puso a tocar algo de Santana mientras pasamos por Miraflores, justo por el puente cerca al mar -Me dice: -Mami cuando lleguemos me compras chicle? -si amor, claro. -¿Falta mucho? -No, solo un poquito.
Y Pablo viaja contento con su boleto en mano, mirando por la ventana y escuchando " Samba pa´ ti" en vivo.

martes, 19 de mayo de 2009

Upss se me pasó otra vez!

Para hoy estaba preparando otra entrada, pero no puedo dejar pasar lo que sucedió en el cole de mi hijo, ya que me apena mucho. El año pasado JD estaba en segundo grado y utilizaba el servicio de la movilidad y por una confusión (pensó que aquel viernes de diciembre lo íbamos a recoger nosotros) se fue por la puerta asignada a los niños que son recogidos por sus padres. Yo mientras, en casa me di cuenta de que pasaba la hora y no llegaba, así que llame a la señora de la movilidad, ella pensó que JD sería recogido por nosotros, se disculpo por la confusión, y dijo que inmediatamente iba a recogerlo. En ese instante llame a mi esposo y le consulte sí él podía ir por JD. Cuando mi esposo ya estaba llegando, me llama una profesora del nivel secundario preguntándome porqué no habíamos ido a recoger al niño, y yo indignada casi me meto al teléfono y le muerdo la oreja. Había pasado dos horas desde que JD se quedó solo en el patio y NADIE se había preocupado por él. JD se le pegó como chicle a esta Miss y se había puesto a llorar, así fue como ella recién se animó a llamar a la casa. Yo ya había resuelto el asunto a pesar de la pena, sabia que JD estaba bien, pero nos sorprendió muchisimo que hubiera un niño tanto rato y que nadie le preguntara ni dijera nada (en el colegio de mi hijito no hay talleres por la tarde como para que se confundieran con un alumno de taller), por último decirle al niño "ya no te preocupes que seguro vienen por ti" creo que bastaba. Mi esposo fue al cole a hablar al día siguiente y nadie le dio cara, mas que la asustada secretaria. La tutora del aula me llamó a preguntar qué había pasado y resolvió que la responsabilidad era de la movilidad y punto, y si, eso estaba claro, inclusive si de responsabilidad se trata yo creo que la tenía mi JD, por irse a donde no debía pero el hecho es que en el colegio lo vieron ahí sentado y a nadie, ni por curiosidad se le ocurrió preguntarle algo, fueron dos horas 20 minutos en las que JD se puso muy nervioso y nadie se acerco a consolar al niñito, hasta que él mismo se le pegó a la primera miss que lo vió. Hoy sucedió algo similar, la salida era a la 1:30 pm, todos los niños han estado de vacaciones y JD no asistió el lunes, así que nunca nos enteramos que programaron la salida mas temprano y lo mismo, el niño como si fuera un paquete más, sentado poco mas de una hora. Yo entiendo que mi hijo debe hacerse responsable, entiendo que debe avisar a alguien, pero ¿Qué pasa con las misses que están en portería?, ¿Qué pasa con los profesores de normas?, ¿Qué sucede con el resto del personal?. Hey!! yo no soy "invisible woman" ni mi hijo "invisible boy" JD me contó cuando llegó a casa, que quería llamarnos, pero no sabia de donde, ya que dentro del colegio no hay cabina de teléfono, lo peor es que tampoco nadie le dió cara, y él en su timidez prefirió esperar. Yo creo que el cariño por los niños debe ser concreto, los niños ya bastante presión tiene en esta vida moderna llena de competencias, algunas sin sentido, Tampoco es el primer caso de un niño que se queda en el colegio, ni será el último, pero me da mucha tristeza cuando en una entidad que trabaja con familias, en un colegio Católico, donde la misericordia y el amor por el prójimo debe ser los valores de base, tratan así a sus alumnos. Y claro lo más sencillo es cambiar de colegio y punto, sería genial para mi, pero yo creo que aún no se me hace cientos de niños escuchando ese doble discurso, por un lado tienen que ser buenos, tiene que ser solidarios y por otro lado ven la indiferencia de su mismas profesoras y sus autoridades.

viernes, 8 de mayo de 2009

Feliz Día

Definitivamente ser mamá te cambia la vida... y otras cosas más. Desde este blog un saludo enorme a todas las que cambiaron su vida por una causa tan linda.

domingo, 3 de mayo de 2009

Elmo y Boccelli

video

¡¡Qué adorables!! Pongo este vídeo a propósito de la visita de Boccelli por Lima. Tito (el papá de los tres chanchitos) y yo nos hemos doblado de la risa cuando Elmo le pone mil excusas a Bocelli para no dormir. ¡Esta muy bueno! diviertanse.

jueves, 23 de abril de 2009

Propiedad Privada

Hace unos días atrás fue el segundo cumple de Tebitan, el último de mis tres chanchitos, la verdad no hicimos gran cosa, casi no hicimos nada, (pobre se nota que es el hijo tercero). Compramos una tortita, unos dulcecitos para regalarle a los compañeritos del nido y una gaseosa para compartir. Ese día llegamos al nido y las mises habían preparado ya un cartelito con su nombre que decía “Feliz cumple Esteban”, los niñitos (todos muy chiquitos) nos miraban con curiosidad y algunos, si los mirabas mucho se ponían a llorar. Esteban no cabía en su pellejo añejo de dos años, estaba felicísimo. Mandamos a llamar al Pablis (que esta en el aula de 4 años) y ya todo estaba listo para empezar la celebración o sea: soplar la vela. Por cuestiones de tiempo en el nido sólo disponíamos de media hora, y las misses tenían que continuar con lo que habían programado, así que después de servir las galletitas que llevamos, prendimos la vela. Esteban estaba tan contento que ni bien la prendimos, la apagó, y a mi se me caían las babas, porque nunca lo había visto soplar con tanto entusiasmo (es más nunca lo había visto soplar una vela) además me sentía culpable por no hacerle “una gran fiesta” pero estaba claro que a Teban eso no le importaba. Por ahí andaba Pablo sintiendo que todos los amigos de Esteban lo miraban con respeto, porque él era más grande. Cuando tocó la entrega de regalos Pablo ayudo a abrirlos, y yo sudaba porque pensaba que una cosquillita de envidia atacaría a Pablo, pero en ese momento no fue así, Pablo asumió muy bien y se sentía el “grande” del aula. Cuando volvimos a casa la situación fue cambiando, Pablito comenzó a ponerse un poquito mas insistente con Esteban, y Tebitan defendía sus nuevas pertenencias con garras y dientes (literalmente). Empezaron las pequeñas peleas por los nuevos objetos. El pico más alto fue unos días luego, en el teatro, cuando le llegó de regalo varios carritos, ahí sí que empezó la contienda. Le explicábamos a Pablo que esos eran los carritos de Teban e insistía: “pero el tiene muchos y yo no tengo ninguno” todo eso con gritos y jalones empezando la función de teatro. Yo me quería morir porque empezaron a callarnos y finalmente Esteban tuvo que salir de la sala con el papá porque no dejaba de gritar. Y yo me quede muy molesta con Pablo. Con la función se calmaron las aguas, pero en el día a día siempre hay este tipo de contiendas, ya sea por los carros, ya sea por las pistas de carros, por el scooter, por la bici nueva, hasta a veces por la tele. Estebitan acapara todo y Pablo por lo general le deja, pero hay días en los que anda cruzado y ahí si que se arma el alboroto, ¿qué hago yo mientras tanto?, trato de hablar con Esteban, trato de hablar con Pablo, a veces los separo por que ya se están metiendo manotazos y si es muy fuerte cada uno se va a su esquina, tiempo fuera para ambos. De pronto me imagino haciendo eso cuando ellos ya tengan 16 años -plop- mejor hacerlo ahora que son chiquitos. Pablo reniega de su hermanito porque no lo deja jugar, le quita todo, pero luego va y lo abraza. Y Esteban se cree dueño de todo cuanto existe, pero poco a poco y aunque no lo crean con ayuda del conflicto, él se va dando cuenta de sus fronteras, aunque a estas alturas también me parece que se va dando cuenta de cómo “contrabandearse” algo. Por si buscan informacion este es un artículo muy claro sobre los niños y los préstamos: como enseñar a compartir a nuestros hijos

domingo, 19 de abril de 2009

Sigue el camino Amarillo

A próposito de los libros y los cuentos, he regresado desde la tierra de Oz, donde me llevó un enorme torbellino, pero no se crean que era el tornado que sacó a Dorothy de Kansas, este era un torbellino humano conformado por mis hijos y mis hermanos con sus respectivos hijos. Esta tarde de domingo fuimos todos juntos a ver esta obra tan linda a La Alianza Francesa de Miraflores y nos quedamos empachados. Si bien creo que todos los años en algún teatro de Lima ponen esta obra, esta vez Dorothy, el acróbatico y lístisimo Hombre de Paja, el tierno Hombre de Hojalata y el gracioso León Miedoso, acompañados de la bruja buena, la bruja mala, los munchinkins hacen magia cada fin de semana por lo divertido de sus interpretaciones. Bajo la dirección de Roberto Boyle (quien tiene más de trece años de experiencia en teatro para niños) empieza una temporada que durará tres meses. Así que si faltan ideas para entretener a sus niños pues tiene en este Mago de Oz una opción mas que recomendable pues es dinámica, graciosa, ingeniosa y por supuesto llena de valores familiares. El Mago de Oz estará en escena los sábados y domingos a las 4.00 p.m. del 18 de abril al 12 de julio, en el Teatro de la Alianza Francesa de la Av. Arequipa 4595, Miraflores. Las entradas están a la venta en Teleticket y la boletería del teatro.

jueves, 2 de abril de 2009

El día de los Cuentos.

En mis recuerdos infantiles siempre hay un libro, sin embargo, no siempre fue precisamente infantil. Mi papá era un adicto a la lectura y leía sobre muchísimos temas, sin embargo sus preferidos (creo) eran sobre las historias militares, la segunda guerra mundial, y luego ya pasado los 50 se le dió por el ocultismo. El tenía libros por todas partes y siempre encontrábamos uno debajo de su cama y en el baño, los leía en español o en inglés. Definitivamente era un adicto a la lectura. El primer libro que yo leí fue uno de auto ayuda de Og Mandino, creo que se llamaba “El vendedor mas grande del mundo”, y fue a la edad de doce años. Pero antes me fui ensayando en lo que caía en mis manos. Recuerdo que cuando algunos días me quedaba en la casa de mis abuelos, leía los “Selecciones” recontra viejos (de los años 60) y eran revistitas que no dejaban de entretenerme. También recuerdo que recurrí a ellos porque mi abuelo, aunque estabamos de vacaciones, nos ponía horarios, y dentro del horario no se contemplaba la televisión hasta las 4 de la tarde, de alguna manera tenía que saciar el aburrimiento y eran con historias tan raras para una niña como “el hombre que salió adelante después de un tumor”, o con avisos de la “super lavadora con rodillo para enjuagar” , la última modernidad del año 69, obvio yo tenía aproximadamente 8 años y lo que estaba leyendo era ya prácticamente una reliquia. Hoy es el Día del libro Infantil y Juvenil, conmemorando el nacimiento de Hans Christian Andersen, autor de cuentos universales como El sastrecillo valiente, El patito feo, El soldadito de plomo, La sirenita, entre otros. Yo lucho diariamente por hacer que a mis hijos les guste la lectura tanto como a mi, JD (7años) ha declarado públicamente que no le gusta la lectura y yo siempre le digo que eso es mentira que a él sí le gusta, pero que no todas las lecturas le interesa y el me responde: “no mamá, no me gusta leer” y bien que se mete al baño con su comic bajo el brazo (¡hay los hombres!) en fin; Pablis aún es analfabeto igual que Esteban, pero trato de leerles siempre o por lo menos que vean las figuras, claro que cuidando mucho el librito ya que Esteban es capaz de desmembrarlo. Es una suerte que la literatura infantil haya crecido tanto, que hayan tantos libros, que hasta en el supermercado los puedes comprar al mismo precio que un pan de molde (con ayuda de stikers en el Metro y Wong) ni decir de darse una vueltita por Quilca donde unos puede encontrar muy buenas cositas, a precios más asequibles y por último, aunque no lo debería decir, están las ediciones piratas; ni la literatura infantil, que se supone es menos comercial se ha salvado de las copias ilegales. La cosa es que hay, solo hay que tener ganas y buscar. Es una gran herramienta que ponemos en las manos de nuestros hijos, es un mundo de fantasía abierto, estimula la concentración, la expresión verbal, los lazos afectivos, no hay niño mas feliz que cuando le dices: "Había una vez" y ni que decir de como estimula la creatividad, tan necesaria en todos los campos. Pero la lectura no viene sola, el lector se hace, es decir hay que cultivarlo y no vale apagar la tele y decirle al niño ¡ándate a leer! Si primero no te ven leyendo. Ojo al piojo, ahí empieza todo. Aqui encontre esta canción de un grupo mexicano que se llama "Los patitas de perro" muy divertida ¡Vamos todos a leer! http://www.patitadeperro.com/mp3/vamos_todos_a_leer.mp3

miércoles, 25 de marzo de 2009

25 de Marzo.

Hoy es el cumple de mi sobrina Gaby a quien le mando un besototote, y también hoy es el "Día del niño por nacer", celebramos esta iniciativa que empezó el Ex-presidente Menen en 1999, y que en el Perú fue adoptado desde el año 2002. La conmemoración de este día no sólo representa el amor por ese ser que aún no nace, sino que refuerza el respeto por la vida misma. El respeto que toda persona merece aún desde el vientre de su madre. Tan sólo viendo el noticiero donde adolescentes secuestran y matan a una niña por tener dinero para comprar una Laptop, o un conductor ebrio y probablemente desquiciado atropella a un niño y a su madre y se fuga sin darle ayuda y encima los tira por ahi como si fueran simples paquetes que cayeron en su parabrisas, no pues. Por eso es importante este día, no sólo es una cuestión de maternidad, no es sólo una cuestión de reproducción, es una cuestión de respeto y de dignidad hacia nosotros mismos. Gaby naciste en un día hermoso ¡feliz cumpleaños!

martes, 27 de enero de 2009

Las vacaciones parte II

¡Que terrible!, durante las vacaciones de los chicos no queda nada de tiempo, ¿Será porque ahora son pequeños? ¿Será porque yo tengo que soltarlos?, ¿Será porque cerquita no tienen vecinitos con quien jugar? Por lo que sea, no queda tiempo para casi nada, menos para actualizar este blogsito. Los dos mayorcitos en vista de la necesidad han empezado a jugar juntos, sin embargo el pequeñito: Estebitan, de año y nueve meses, es mi colita, mi sombra, esta sondeando todo el tiempo donde estoy, si me he ido. La verdad que aunque muchos expertos digan que cada vez que uno sale hay que darle explicaciones al bebé, yo antes de explicarle y que me haga el berrinche, prefiero “escaparme” y es que, a pesar de que entiende muchísimas cosas, aun no entiende que lo deje la mamá. Y yo a veces me siento como si tuviera un grilletito gordo en la pierna, me da mucha pena cuando lo dejo y me voy con los hermanos. Por lo general trato de hacerlo cuando el duerme, de ese modo no le choca tanto la salida y si ni modo tengo que salir pues le pido a mi ayudanta que lo distraiga un momentito. El no ha desarrollado mucha empatía con ella, supongo que es porque casi siempre la que lo atiende soy yo, aun así es una gran cosa que por lo menos tenga un ratito para dejarlo con ella, ya que a veces siento como una claustrofobia “Estebistica”. Bueno yo espero conciente el momento en el que el solito desarrolle su independencia. JP, mi segundo hijito era igual a esta edad, ahora que ya casi va a tener 4 años ya entiende perfectamente si tiene que quedarse en casa o si me puede acompañar, por supuesto que prefiere acompañarme. JD ni hablar, el a veces, prefiere quedarse porque verá algún programa de tele o se quedara jugando en la compu, es mejor que hacer compras conmigo (salvo que le compre algo a él, cosa que siempre pide, creo que a su edad se vuelven recontra pedigüeños) o soportar a su madre viendo ropa, o zapatos, o adornitos o lo que sea ( de verdad que no lo aguanta así que sería un buen castigo si se diera el caso) En fin, por lo menos este tiempito estuvieron tranquilos y pude escribir esto.

domingo, 25 de enero de 2009

Mi tía no tiene sexo

En la sobremesa de un almuerzo familiar, un sábado caluroso, me contaron esta historia que ahora comparto con ustedes. El niño, pequeño y curioso de unos tres años de edad, a punto de cumplir los cuatro, le dijo a la mamá muy contrariado y con el ceño fruncido “mamá, mi tía no tiene sexo ¿no?” entonces la mamá entre sorprendida y confundida, le dice: “¿porqué dices eso hijito?, ¿le has visto?”, y sin saber exactamente qué responder le pasó la posta al papá, quien asumió que era el momento preciso para dar la primera clase de sexualidad a su hijito. Lo llevo al escritorio y le explico al detalle en qué consistía el sexo, la diferencia entre los niños y las niñas, las flores y las abejas, hasta le hizo un gráfico en una pizarrita; pero el niño no cambiaba la cara de preocupación. Pasó un rato y estando en el dormitorio de la casa, la mamá contesta el teléfono y el niño le dice señalándolo: ¡vez mamá, mi tía no tiene sexo! La mamá dejo escapar una carcajada y le aclaro con mucho cariño, “no hijito eso no se llama sexo, eso se llama anexo”. Ese niño curioso es ahora el papá de mis tres hijos.

miércoles, 7 de enero de 2009

Bienvenido 2009

Arrancó el 2009 y yo recién estoy poniéndome al día en todo. Termine el año sin una sola provisión en mi despensa, con un cerro enorme de ropa para meter a la lavadora, con la casa desordenada, producto de varios días en que ordenábamos lo mínimo, sin un solo pañal en la pañalera. Muchos proyectos pero con todo el cansancio del 2008 a cuestas. Me quedé con las ganas de hacer mi repaso anual, me quede con las ganas de contar muchas cosas, como la visita de Bea y cómo parecía que estábamos en una maratón de “quien charla más”, contándonos cosas sobre la crianza, ella en Holanda y yo aquí en Lima; al final nuestras experiencias eran muy similares. También se me quedó contarles sobre Meche, una amiga entrañable, una mentora, madre de 5 hijos ahora ya todos grandes (y sobrevive para contarlo ja) quizás ella con sus historias fue la que hace 10 años atrás fue inspirando este blog (¡¡Aun estas a tiempo de escribir uno Meche!!). Se me quedó contarles que el pequeño Teban fue al nido (a pesar de lo chiquito que es, le fue muy bien). Se me quedó contarles que lo bauticé, (a ver si ahora duerme toda la noche seguida). Se me quedó contarles que mi amiga Lili estuvo acompañando a los “Ex Menudo”, ahora “Reencuentro” mientras estuvieron aquí en Lima y fue su sueño cumplido después de 25 años. Se me quedó contarles que estuve en el Fabuloso concierto de los Fabulosos Cadillacs llorando mientras cantaba a voz en cuello “vos sabes…” por supuesto me acordaba de mis hijitos. Se me quedó contarles que fue un año muy difícil porque asumí trabajo, y mi esposo estuvo en uno que no le dejaba tiempo para la familia, yo me vi muchas veces muy angustiada, sin tiempo para nada, con tres niños a los que hay que tratar con calma y paciencia y a veces era lo que menos tenía. Y si no pregúntenle a Jenny que vive a 4 horas de la casa (4 horas en avión porque vive en Buenos Aires) cuantas veces le llame para “solo hablar”; y a todas mis otras amigas que busque para compartir experiencias. Conclusión: es elemental, no digo importante, ¡elemental! tener con quien compartir, aunque a veces no todas sean “las mejores amigas” no importa, el hecho de conversar y darte cuenta de que otra persona pasa lo mismo que uno, no sabes como te puede ahorrar en psicoanalista y es que muchas, muchísimas madres modernas atraviesan los mismos estados de ansiedad. Pero como todo en esta vida pasa, esto ya pasó. Viene otro año donde hay nuevos proyectos, nuevos objetivos. Empecé esta semana viendo los programas de vacaciones útiles para los niños, esos en lo que hay que ponerse mosca porque si no te quedas sin cupo, la clásica natación, pintura, kárate. También me he propuesto quitarle el pañal a Teban, ya les contaré algunos tips al respecto, me he propuesto darle más tiempo a mi “sanguchito” Papo, el hijo del medio, y hacer que mi JD se vuelva más independiente y ordenado. Muchas ideas que demuestran que este año arranca con fuerza, que no hay tiempo para quedarse, que sigue la acción y la adrenalina. En la aventura más maravillosa que me toco vivir: la de ser madre de tres preciosos niños.