sábado, 23 de mayo de 2009

El Micro

Viajar en combi (transporte público) en nuestra ciudad (Lima) puede ser una experiencia olorosa, horrorosa, cansada, etc. Qué sucede cuando el viaje lo haces con niños, entonces podría convertirse en una experiencia tan grata como cruzar un camino de carbones encendidos, sudas, y te parece interminable; eso sumado a que a veces para los combistas eres más un estorbo que una pobre madre necesitada de transporte.
Sin embargo, cual será la magia de un niño de 4 años, que desde que subimos al dichoso micro todo el camino de carbones se tranformó en una aventura. En su boquita habladora todo parecía de cuento. -¿Aquí es el micro?- me pregunta curioso mi Papo.
Después de que el cobrador con sus manos negras de tanto agarrar dinero, me lo subió, se sentó pegado a la ventana, y no dejaba de mirar todo, pasamos por Barranco y vio el Molino:
-Mamá yo quiero estar ahí.
- A lo mejor podemos ir otro día.
Miraba un rato para afuera, un rato para adentro.
-Mami, que es esa caja azul celeste que esta ahí adelante?
-Es el motor- le digo medio distraida.
-¿Porque la caja tan grande?
-Porque es un motor grande.
-¿Y porque es un motor grande?
-Porque este es un carro grande.
-¿Porque está dentro de la caja?
-Porque no puede estar afuera.
-¿Porque el señor conductor agarra ese palo que parece un gusano que tiembla? ¿¿¿Gusano que tiembla??? ¡¡¡Dios que a mirado mi Pablo!!! y le pregunto de nuevo: -Eso -me responde- eso de ahí, eso verde....
-Ahhhh... es la palanca de cambio.
- ¿Porque le tiembla?
- Porque el micro es viejo.
-Y... ¿Qué es eso negro que esta al lado?
-Es un tanque de plástico adaptado a un no se qué del micro.
-ahhh -me responde, aunque yo no se para que demonios sirve eso, se vio que la respuesta lo deja satisfecho.
Mucha gente sube y baja y Pablo se queda mirando a todos, los mira con atención, fijamente, a veces absorviendo, a veces intimidando. Algunos le sonríen, otros no. Ahí están el par de señoras que no dejan de hablar de las cosas de la casa, el joven que parece que se va a estudiar, la chica extranjera vestida de verano, la abuelita. Pasa el cobrador y nos da el boleto y de nuevo las preguntas:
-¿Qué es este papelito?
-Es el boleto.
-Para qué es el boleto?
Pucha, para que sirve un boleto - Pues... para que sepan que ya pagaste, luego no sirve para nada más.
-"Mmm", él lo conserva entre sus deditos con mucho cuidado.
Gente que sube y gente que baja, y sube un muchacho con guitarra eléctrica y amplificador en mano y obvio se vino la siguiente pregunta:
-¿Porque ese hombre sube con una guitarra?
- ahhh porque va a tocar. - ¿Porque toca? -Mmm porque luego pide dinero. -Pero, ¿porque toca?, ¿porque no se sienta? -No se puede sentar porque va a ir tocando. -¿Y porque toca? -Para ganarse la vida. - ¿Qué es eso? -Plop- mucho para mi, mucho para él. El muchacho de la guitarra se puso a tocar algo de Santana mientras pasamos por Miraflores, justo por el puente cerca al mar -Me dice: -Mami cuando lleguemos me compras chicle? -si amor, claro. -¿Falta mucho? -No, solo un poquito.
Y Pablo viaja contento con su boleto en mano, mirando por la ventana y escuchando " Samba pa´ ti" en vivo.

martes, 19 de mayo de 2009

Upss se me pasó otra vez!

Para hoy estaba preparando otra entrada, pero no puedo dejar pasar lo que sucedió en el cole de mi hijo, ya que me apena mucho. El año pasado JD estaba en segundo grado y utilizaba el servicio de la movilidad y por una confusión (pensó que aquel viernes de diciembre lo íbamos a recoger nosotros) se fue por la puerta asignada a los niños que son recogidos por sus padres. Yo mientras, en casa me di cuenta de que pasaba la hora y no llegaba, así que llame a la señora de la movilidad, ella pensó que JD sería recogido por nosotros, se disculpo por la confusión, y dijo que inmediatamente iba a recogerlo. En ese instante llame a mi esposo y le consulte sí él podía ir por JD. Cuando mi esposo ya estaba llegando, me llama una profesora del nivel secundario preguntándome porqué no habíamos ido a recoger al niño, y yo indignada casi me meto al teléfono y le muerdo la oreja. Había pasado dos horas desde que JD se quedó solo en el patio y NADIE se había preocupado por él. JD se le pegó como chicle a esta Miss y se había puesto a llorar, así fue como ella recién se animó a llamar a la casa. Yo ya había resuelto el asunto a pesar de la pena, sabia que JD estaba bien, pero nos sorprendió muchisimo que hubiera un niño tanto rato y que nadie le preguntara ni dijera nada (en el colegio de mi hijito no hay talleres por la tarde como para que se confundieran con un alumno de taller), por último decirle al niño "ya no te preocupes que seguro vienen por ti" creo que bastaba. Mi esposo fue al cole a hablar al día siguiente y nadie le dio cara, mas que la asustada secretaria. La tutora del aula me llamó a preguntar qué había pasado y resolvió que la responsabilidad era de la movilidad y punto, y si, eso estaba claro, inclusive si de responsabilidad se trata yo creo que la tenía mi JD, por irse a donde no debía pero el hecho es que en el colegio lo vieron ahí sentado y a nadie, ni por curiosidad se le ocurrió preguntarle algo, fueron dos horas 20 minutos en las que JD se puso muy nervioso y nadie se acerco a consolar al niñito, hasta que él mismo se le pegó a la primera miss que lo vió. Hoy sucedió algo similar, la salida era a la 1:30 pm, todos los niños han estado de vacaciones y JD no asistió el lunes, así que nunca nos enteramos que programaron la salida mas temprano y lo mismo, el niño como si fuera un paquete más, sentado poco mas de una hora. Yo entiendo que mi hijo debe hacerse responsable, entiendo que debe avisar a alguien, pero ¿Qué pasa con las misses que están en portería?, ¿Qué pasa con los profesores de normas?, ¿Qué sucede con el resto del personal?. Hey!! yo no soy "invisible woman" ni mi hijo "invisible boy" JD me contó cuando llegó a casa, que quería llamarnos, pero no sabia de donde, ya que dentro del colegio no hay cabina de teléfono, lo peor es que tampoco nadie le dió cara, y él en su timidez prefirió esperar. Yo creo que el cariño por los niños debe ser concreto, los niños ya bastante presión tiene en esta vida moderna llena de competencias, algunas sin sentido, Tampoco es el primer caso de un niño que se queda en el colegio, ni será el último, pero me da mucha tristeza cuando en una entidad que trabaja con familias, en un colegio Católico, donde la misericordia y el amor por el prójimo debe ser los valores de base, tratan así a sus alumnos. Y claro lo más sencillo es cambiar de colegio y punto, sería genial para mi, pero yo creo que aún no se me hace cientos de niños escuchando ese doble discurso, por un lado tienen que ser buenos, tiene que ser solidarios y por otro lado ven la indiferencia de su mismas profesoras y sus autoridades.

viernes, 8 de mayo de 2009

Feliz Día

Definitivamente ser mamá te cambia la vida... y otras cosas más. Desde este blog un saludo enorme a todas las que cambiaron su vida por una causa tan linda.

domingo, 3 de mayo de 2009

Elmo y Boccelli

video

¡¡Qué adorables!! Pongo este vídeo a propósito de la visita de Boccelli por Lima. Tito (el papá de los tres chanchitos) y yo nos hemos doblado de la risa cuando Elmo le pone mil excusas a Bocelli para no dormir. ¡Esta muy bueno! diviertanse.